miércoles, 20 de febrero de 2013

28 Días Después



¡Hola, gatoflautas!

Ayer me puse a ver una película de un género muy original en estos tiempos que corren y quería compartir mi impresión con vosotros. Brevemente. Muy brevemente. Y más porque será la quinta vez que la veo, pero eso no quita que mole pescadillas.

Sí, ayer vi 28 Days Later, esa peli de zombies que tantos recordaréis, y que ya ha cumplido sus diez añitos. Te cagas. Viejos, que sois unos viejos.

A partir de esta línea de abajo puede haber unos SPOILERACOS más gordos que Snape cargándose a Dumbledore. Aviso.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Resulta que tras una secuencia con chimpacés que pasé p'alante porque realmente me suda el nabo de dónde salió el virus, el espantapájaros de Batman, interpretado por Cillian Murphy, despierta en un hospital con una sensación de abandono de cachorrito en gasolinera. Muy The Walking Dead.

Además, hablando de The Walking Dead creo que salen más zombies en cualquier capítulo de la serie que en la película, lo cual no habla ni bien ni mal. No habla. Son zombies, no hablan. Gruñen, gritan. Podían soltar un "SEREBROOOOS" de vez en cuando, pero tampoco. Murphy tampoco habla mucho, pero si la estáis viendo doblada al español casi mejor que no diga nada el muy bastardo.

 En fin, el prota, con un peinado sesentero, camina por una Londres vacía en bata de paciente, un rollo muy hipster. ¡¿PERO ES QUE NO VA A APARECER NADIE?! Sí, un par de terroristas zombófobos se ponen a tirar cócteles molotov en una gasolinera dando por hecho que es muy lógico. Además, van con el rostro oculto no vaya a ser que los zombies les reconozcan y llamen a más zombies (¿?)

En fin, son los nuevos colegas de Murphy. Amiguitos como son, éste los invita a ir a casa de sus padres, que están pudriéndose en la cama en ropa interior sujetando una foto del pobre Murphy de pequeño. Los muy vagos desconsiderados. Un rollito muy raro con pastillas y vino. Padres modernos, supongo.

Deberíamos pasar la noche aquí porque ya sabéis que en las películas de zombies las noches duran 20h y los días 4h.

—¿Yo dónde duermo?

—Dónde quieras, pero no te acomodes que te matan en la siguiente secuencia.

Si hay algo que se repite más que los pimientos rellenos es la típica escena en la que muerden a un colegui y tras muchos lloros los demás se lo cepillan. Pues aquí no. Aquí lo muerden y la chica tarda 0,003 segundos en reventarlo a machetazos. Sin despeinarse. FUCK U FAGGOT.

Necesitamos más coleguis

¿Qué da más pena que dos fuertes jóvenes en un apocalipsis zombie? Cualquier cosa. Pero más un hombre entrado en edad y carnes y un niño. No, mejor, una niña. Padre e hija además. Un padre con ideas muy inteligentes, como colocar cubos en la azotea para recoger agua de lluvia. YA SI SE PUSIERA A ELEGIR BIEN LOS CUBOS...




Estamos en un edificio alto, protegidos, sin hacer mucho ruido, tenemos comida y agua de lluvia. ¿Qué hacemos?
Hay que abandonar este lugar.
GENIUS.

Y ALLÁ QUE VAN en un taxi viejo / Monster Truck con cara de vacaciones en Marina D'Or.


A lo mejor os estáis preguntando, ¿Cómo puede sobrevivir esta gente así de fácil y tener tiempo de hacer excursiones en coche y cantar canciones? ¿Qué será lo siguiente, un supermercado intacto en mitad de un apocalipsis zombie que a nadie se le ha ocurrido saquear antes? 

SÍ, JODER SÍ. UN SUPERMERCADO INTACTO EN MITAD DE UN APOCALIPSIS ZOMBIE QUE A NADIE SE LE HA OCURRIDO SAQUEAR ANTES. 


Como todo les va tan mal (¿?) y no tienen de nada (¿?) y los zombies no paran de atacar (¿?) al padre se le va la olla y se pone a gritarle a un cuervo. Y aquí empieza la ley de Murphy (Y nunca mejor dicho). Porque mira que hay que tener mala suerte para que se te caiga una gota de sangre de un cadáver infectado a mucha altura dentro del ojo. Era más fácil haberse comido algo caducado del super.


Pues si, papá es un zombie. Pero tranquilos, que llega la caballería al rescate. De la nada salen soldados y le encajan como catorce balas en pecho y espalda. Y lo rematan. Y lo rerematan. Y vienen cuatro ninjas y le meten una paliza. Y lo queman. Y lo descuartizan. Y alguien le tira una granada. Y VA LA NIÑA CON MÁS MORAL QUE EL ALCOYANO COMO SI NO PASARA NADA:





Pero bueno, no todo está perdido. Nuestros coleguis ahora tienen un montón de coleguis soldados que les ayudarán a protegerse y no tratarán de violar a las chicas. UY ESPERA. Al enterarse Murphy de ésto, la lía petarda y tratan de fusilarlo. Pero colegas, es el puto espantapájaros de Batman, consigue escabullirse de los militares y reventarlos UNO A UNO a lo ninja. Espectacular. Bravo por Murphy Gear Solid.




A todo esto, nuestra colegui le da drogas a la niña, para que "le de igual todo". A la niña se la ha sudao que se cepillaran al padre igual que a la actriz se la suda la película. NO LA ANIMES CON MÁS DROGAS.


Y el final no os lo cuento, no vaya a ser que me digáis que soy un SPOILER. 


PD: A pesar de ponerme en tono me río de todo, la película me gusta bastante y la secuela tampoco está nada mal, si no la habéis visto y os habéis leído todo esto sigue mereciendo la pena. No es un peliculón, pero está bastante bien. Para 'risas y zombies' os recomiendo Zombies Party (Shaun of de the Dead) y Zombieland. Cojonudas.

martes, 5 de febrero de 2013

Guía para Cumpleaños II


¡Hola gatoflautas!


No sé si todos recordaréis la imprescindible y breve guía para felicitar los cumpleaños a gente del tipo 'Nimevanimeviene' que escribí hace cierto tiempo. (Podéis echarle un vistacillo aquí)

Pues bien, aquí os traigo una segunda parte no menos imprescindible, esta vez os voy a dar ciertas lecciones por si sois unos despistados que no aprecian las buenas amistades o simplemente unos vagos de mierda. Hoy os traigo (redoble de tamborilete) “¡Guía para Cumpleaños II: El Retorno de Jafar!” No, en serio, hoy voy a enseñaros a quedar bien cuando te has olvidado completamente del cumpleaños de un conocido/amigo/familiar/celebridad que ni siquiera sabe que existes, y quieres quedar medianamente bien y salir del paso.

Ante todo, debemos atender a dos criterios: Cronología del acontecimiento y posibilidad de coartada. En cristiano: Que cuántos días han pasado desde que ha cumplido años el susodicho y si tenemos alguna buena excusa o no.

El cumpleaños fue ayer:

Como la vida no gira alrededor de recordar fechas concretas (Salvo el cumpleaños de tu pareja, el aniversario, San Valentín, los cumpleaños de tus padres, su aniversario, Navidad, Semana Santa, el Santo del primo Miguel, tu propio cumpleaños, martes de Carnaval, Halloween, y qué sé yo, algunos centenares más) normalmente nadie te va a escupir por la calle si se te ha pasado su cumpleaños por un día. A menos que tuvieras que enviar tú las invitaciones para la fiesta sorpresa y acabara pasando ese cumpleaños solo. (Ay, mamá, qué rencorosa eres)

A lo que íbamos, ésto no requiere mayor actuación que un simple y sincero “Lo siento tio/a, se me ha pasado”, “Felicidades algo atrasadas”, “Perdona, no he podido felicitarte antes”, y alguna variante más. Si aún así os sentís incómodos, siempre podéis acompañarlo con la risita comodín: “jeje”. (La gente que utiliza 'jeje' a mansalva debería acabar en el infierno, y ya sabéis que no soy nada exagerado).

Aquí no hacen falta excusas de ningún tipo. No te has acordado el mismo día. ¿Y qué? Que se joda y se lo folle un pez polla. Lo que importa es que al día siguiente te has acordado. En este caso, hay otro formato de “graciosillo” que no falla. El típico “Me he acordado, pero te felicito ahora para no saturar”. ¿Es bueno, eh? A mí me parece un poco de gilipollas, pero vosotros veréis.

El cumpleaños fue hace más de dos días pero menos de un año:

Sí, porque pasen 2 o 200 días, lo que queda claro es que no te ha dado la gana de felicitar a esa persona. “Pero es que me he olvidado” Pues muy mal, caravidrio. Pero no me voy a meter en los motivos que tengáis para haber dejado pasar un lapso de tiempo tan amplio.

También os digo, si han pasado 2, 3 o 4 días, todavía se puede arreglar. Lo importante es tener una buena excusa, pero tranquilos, yo siempre tengo algún As bajo la manga.

“Perdona, he estado tratando de verme la nuca en el espejo” La gente comprende que es una tarea complicada y que requiere de tiempo y esfuerzo, y entenderá que no pudieras felicitarle a tiempo.

“He tenido una infancia muy dura, mis padres eran alcohólicos” Hay que ser muy cruel para enfadarse con alguien que ha pasado un mal momento.
“Trigonometría cuántica hiperceluloide archiduque catastrófico perpendicular transversal” Confundirás al sujeto con tu prosa, y dará la sensación de que has pasado días cultivando tu mente y dedicándole mucho tiempo a ello.

“Soy Batman”. Nadie espera que si sales a defender su ciudad del crimen también tengas tiempo de felicitarle el cumpleaños, seguramente te agradezcan además tu labor y el haber compartido con ellos tu secreto.

Excusas que no funcionan:

Es que me he dado cuenta de que soy gay” Esto ya no sorprende, hoy en día todo el mundo es gay. Además, está demostrado que ser gay fortalece la memoria y eso contradice el hecho de que olvidaras un cumpleaños.

Iba a llamarte, pero las líneas estaban colapsadas” Ésto ya no pasa ni en las películas de Bruce Willis. Además, tú si que estabas colapsado, sopla-gaitas. Perdón, me ha cegado la ira.

Ya sabes, al final con este lío del fin del mundo y los mayas y tal, jeje” Pero qué original eres. Es como el que se pone las gafas de 3D en el cine y te señala diciendo 'Mira, te veo en 3D'.


Pues hasta aquí la segunda parte de esta utilísima guía. No, no me deis las gracias, no las merezco. Sólo espero que esta guía os abra el corazón de alguna bella muchacha o galán caballero. No literalmente, porque eso es asesinato y podríamos ir todos a prisión.

XOXO (de chocho, no de besos y abrazos)

La Lista Negra

¡Hola gatoflautas!

Dos cosas. Primero, recordad que ya he abierto SEFIPOP para todos los públicos, con mehachupi arte cutrepop que os hará estallar de placer cual orgasmo mañanero.

Y la segunda, la propuesta tuiteril de hoy (como si hubiera habido más) ha sido crear una breve lista negra de COSAS QUE QUEMARÍAIS. A continuación la reproduzco y sólo quiero decir que algunos sois un poquito hijos de puta. Pero quién no. No digo más, aquí tenéis lo recopilado hasta ahora:

LISTA NEGRA DE COSAS QUE QUEMARÍAS

  • Telecinco
  • Sefípolis
  • La Moncloa
  • El vecino del 6º
  • Crepúsculo
  • Mariano Rajoy
  • PPSOE
  • Los restos carbonizados de Telecinco
  • El OLA K ASE
  • El melón con jamón
  • Todos los grupos de "rock alternativo" que sólo buscan fangirls
  • Exámenes en Sábado.
  • Canis y Chonis
  • El plastidecor blanco
  • La heroína
  • La madre de las sidras
  • A los herejes y al resto de enemigos de la fe. 
  • Los bolsillos por debajo de los shorts.
  • Los fakes de Aída.
  • Aída
  • Judíos
  • Mongoreplys
  • Marisa Tomei
  • Ruth y José
  • Mario Casas
  • Los hashtags de más de 7 palabras
  • Anuncios de Antena3
  • La gente que conecta el Ask a Twitter
  • El fútbol en general
  • Las señoras que cruzan la carretera creyendo que los coches aún no se han inventado.
  • Los TT de mierda de @sefipolis (Queriendo decir hashtag)
  • Rebecca Black
  • Todos los regalos de San Valentín
  • Negros
  • Las beliebers
  • La gente que para las escaleras del metro por joder
  • Carlos Latre
  • Cristiano Ronaldo

PD: Por supuesto y of course, podéis comentar aquí para añadir más cosas a la lista. (O por Twitter, o por Facebook, o por correo postal, que yo lo actualizo).

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.