domingo, 29 de mayo de 2011

¿Y por qué no una eterna primavera?

El otoño crea en mil y un pensamientos, de toda clase y razón, una imagen de color tostado, de remolino de hoja parda e incesante caer de diminutos cuerpos a la tierra. Si no lo veo no lo creo, pero no puedo creer en lo que veo, y tiene fácil explicación. Al sonido de ‘hoja’ yo veo verde, pero me enseñan escarlata, bermejo, tierra, ocre y dorado. No es una metáfora, es un consejo. No, no es un consejo, es una explicación.

Pero hoy escribo en primavera, pienso en flores, pienso en soles, pienso en verde (sin, y con alcohol de por medio) pero también pienso en tormentas, alergias y en la ilusión de tiempo libre, de viaje, de ver el mar. Nunca me quejé del otoño, pero tampoco es mi primera primavera. Nunca me quejé de la lluvia y el viento, ni del tiempo, ni de los momentos, ni del ocre de las hojas del otoño.

Un día empecé a quejarme del viento. Al día siguiente del tiempo. Al otro de la lluvia en mis momentos, y del color de las hojas en primavera. Otro día de las primeras filas. Y del mar, de las eternas cuestas, de los autobuses amarillos, del pimiento, de las especias, del chocolate blanco, del kebab, de las terrazas, de la chispa que enciende mis cigarrillos, de los martillazos de los robots de abajo, de Txarly, de la cebolla, de las horas de digestión, de la tinta negra y las… hormigas.

¡De cuántas cosas puede uno aprender a quejarse! Pero… ¿Cómo gusta quejarse? Adoro quejarme, y si de mí dependiese, viviría en una eterna primavera de quejas contra las más absurdas banalidades. Buscaría la eterna primavera. Por muy lejos que estuviese, allí me presentaría yo, noche y día, con un libro bajo el brazo amenizando la jornada, esperando ver una primavera de ojos rasgados con sus ojos de otoño, con hojas verdes, o quizá marrones, con su piel de invierno y su sonrisa de verano. Pero una eterna primavera, al fin y al cabo.

Y con esto y un pinchito, hasta las… Bueno, hasta que me despierte.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La entrada que más me ha gustado sin duda!!!!!!!

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.