domingo, 9 de enero de 2011

F de Fumetta II




Segunda Parte.

"¿Es lo que fumas en realidad? ¿O es lo que ellos quieren que fumes?"

Desde hoy, todos los fumadores serán perseguidos por la ley, encarcelados, y, si se resisten, ejecutados.

Ése fue el último mensaje de las Autoridades Sanitarias aquel día. Acabaron por dominar el país, y no era algo precisamente discreto. Las calles estaban empapeladas con advertencias de las AS, fotos de pulmones más negros que el casco de Darth Vader, y vigiladas por los agentes.

Las AS funcionaban a través de distintos departamentos. CENICERO se encargaba de esconder los cadáveres de los fumadores a los que habían asesinado sin pruebas o sin juicio alguno. FILTRO era la cara al público, los que suavizaban todo lo que ocurría en las calles y la persecución masiva de los cigarrófilos. HUMO perseguía a todos los sospechosos, espiaba, presionaba, etc. Finalmente, CHISPA eran los encargados de, ejecutar.

Lucky Palmal desapareció de su domicilio tres días después de esta última noticia. Era de noche, pasaban de las 2 a.m., y a partir de esa hora, no se podía toser. Si te pillaban tosiendo, adiós. Se dirigía a la salida de la discoteca Mentolados, donde cada martes se montaba un estanco improvisado con tabaco de contrabando, de ése con las advertencias en inglés y que sabe como a mojado. Pero no había nada mejor.

Ese martes no había estanco, sino un agente. Seguramente de HUMO. Con los brazos cruzados masticando chicle y gafas de sol. Gafas de sol de noche, hay que ser hortera.

Lucky se giró, pero había otros dos detrás.

-¿Qué puedes buscar tú en un callejón a estas horas, chaval?

-Eh… Cocaína, sí, he venido a por cocaína.

-Yo si que te voy a dar cocaína… -Uno de ellos comenzó a bajarse la bragueta y entonces ocurrió. Una sombra desde un callejón cercano y zas. Rodillazo en los huevos.

Fumar provoca impotencia.

Zas. Tracatrás. Tucutucutum plas. Confío en vuestra capacidad imaginativa para no tener que describirlo. La sombra iba dejando un hilillo de humo en el aire a cada golpe que asestaba. Pronto, los tres quedaron inconscientes y abatidos.

La figura pertenecía a alguien alto, vestía totalmente de negro, con una capa oscura y sombrero, y… Una máscara de Joe Camel. Sostenía un cigarrillo encendido en la boca, y dos paquetes de Camel sin abrir en las manos.



-¿Siguen vivos?- Preguntó Lucky Palmal, asustado.

-Sí. Pero ahora tienen cáncer de pulmón. Tranquilo, te garantizo que no te haré daño.

-¿Quién eres tú?

-¿Quién? Quién es solo la forma de la función qué, ¿y qué soy? Un hombre con una máscara.

-Eso ha sido muy peliculero. Córtate.

-Sí, bueno, soy F.  El terror de la salud. Y ahora, ahora quiero que me acompañes, Lucky Palmal.

-Pero si no te he dicho mi nombre.

-Lo he leído arriba. Vamos.

CONTINUARÁ. 

jueves, 6 de enero de 2011

F de Fumetta



“Recuerden, recuerden, el 2 de enero. Nicotina, humo y mechero. No veo el Marlboro y siempre cae un Chester pero hay que fumarlo sin dilación”

Esta es una historia de conspiraciones, terrorismo, ceniza e injusticia. Todo comenzó en un país cuyo nombre no quiero mentar, pero podría tratarse de España. Les avisaron, todos sabían que ese día llegaría pero nadie hizo nada y una mañana cualquiera, zas. Ya no se podía fumar.

El joven Lucky Palmal no lo vio venir. Era un joven fumador, con sus sueños y su vida, sus amigos, sus historias, sus trabajos. Despreocupado, aceptó con dignidad no poder volver a tomarse su café en su bar de siempre acompañado de un cigarrillo. Le daba tres sorbos y salía a la calle, en pleno invierno, jugándose su salud, para tan sólo calentarse las manos según se acercaba la llama al filtro.

Pasaron semanas así, y la prohibición fue a más. Ya no se podía vender tabaco en los bares, ni en los restaurantes, tan solo en estancos y durante el día. Pero eso no era lo peor. La edad para poder fumar ahora eran los 27 años, y todos los menores a esta cifra que continuaron fumando eran encarcelados y apaleados. Ya no se podía fumar en las calles, con libertad.

Había francotiradores del gobierno en los parques, cazarrecompensas en discotecas y verbenas. Surgieron sectas fumadorófobas, como los Semper sanus o el Opul Món, que se dedicaban a dar palizas a pobres fumadores indefensos, que se escondían para dar un par de caladas en callejones.

Comenzaron a desaparecer estanqueros, y los atentados iban a más. El presidente de la asociación de fumadores nacional fue asesinado con un filtro bomba. El terror dominaba las calles. Personajes famosos también sufrieron ataques terroristas, como el célebre cantante Phillip Morrisette o el actor Johnny Depp Player. Cancelaron series de televisión conocidas mundialmente, Lucky Luke Strike, Aquellos Maravillosos 43 70, Los Marlboro

Lucky Palmal se convirtió en un delincuente en aquellos días. Se relacionaba a menudo con los escasos estanqueros que todavía trabajaban ocultos en barrios de mala muerte y en ocasiones conseguía carnets falsos de contrabando para los fumadores que todavía no tenían los 27.

Por si esa situación no fuera suficientemente horrible, las últimas medidas que se tomaron eran la gota que colmaría el vaso.

CONTINUARÁ. El domingo.

martes, 4 de enero de 2011

Hoy Recomendamos...(2)

No hacer bromas como esta:

Ya sé que tiene tiempo, pero he empezado a ver últimamente la 'serie' Robot Chicken
Popular serie americana de animación stop-motion, que parodia películas, videojuegos o personalidades de todo el mundo a través de humor mordaz*

 Cada capítulo dura como 10 minutos, merece la pena probar, os lo aseguro.

Y dos películas de Michel Gondry, ya tenéis algo que hacer en vuestro tiempo libre:
Olvídate de mí (Eternal Sunshine of the Spotless Mind) y La Ciencia del Sueño, que la vi ayer y coño, merece. (Que no coño merece).

Como no escribo al menos os recomiendo cosillas. Os quejaréis. Cabrones todos.

PD: El video es fake, no vaya ser que alguien esté por ahí soltando lagrimones.

*Lo he sacado todo todito de FilmAffinity, espero que no se enfaden.
**O sí que se han enfadado. No pienso buscar otras, así que si sentís curiosidad las miráis en google.

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.