domingo, 26 de diciembre de 2010

Amigo Invisibe tralalá

Resulta que soy un tardón y se me había olvidado darle mi regalo del 'Amigo Invisible Bloguero' al que me apunté al blog que me ha tocado, SokAly, pero aunque no sea 25 de diciembre ni yo Papa Noel aquí va mi postal navideña para las dos amigas cuentacuentos que lo llevan. ¡Un saludo y Feliz Navidul!


PD: ÉSTE ha sido mi regalo, del blog El Librero de  Tetsu Hana 

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Asco de Asco de Vida

Hoy me voy a quejar de la ristra de humor moderno que despilfarran las páginas ADV, TQD, Cuanta Razón, Vaya Gif, Cuanto Cabrón y la madre que parió a mi vecina-despertador.

Veamos… ¿pero qué cojones? Llevo muchísimo tiempo disfrutando con las enormes tonterías de este derroche de generosidad compartiendo cosillas cómicas del día a día pero ha degenerado en vergüenza ajena.

Asco de Vida, sin ir más lejos. “Hoy, me he roto una uña. ADV” Y lo publican. Que me recuerdan a las catorce millones de páginas de Facebook (popularísimas) de ‘Yo también’ seguido de algo inexplicablemente obvio. Yo también cago negro cuando bebo kalimotxo. Eh, 46.789 fans.

De TQD no me quejo porque nunca me ha llamado la atención ni lo más mínimo. Como si hubieran inventado la pólvora. Desde que existe Internet se está quejando la gente de absolutamente todo y llegan con la novedad de “venga, desahógate”. Pues mis TQD son estas líneas, joder ya. (Al final sí que me he quejado un poco)

Uy, Cuanta Razón. Esa sí que me pone enfermo últimamente. “Lo estás haciendo de puta madre”, “Nivel: Experto”, “Descripción gráfica”… Sale un gato jugueteando con el ratón del ordenador, CAZAR RATONES – Lo estás haciendo de puta madre. Si ves que sonrío ha sido un puto espasmo. 


¿Oportuno? Mis cojones son oportunos que están ahí en medio cuando me cae un rodillazo involuntario. Si eso es oportuno el jodido 98% de la publicidad de internet es oportuna. Estaba leyendo la noticia de la señora esta que mató a su hijo porque le distraía de algún juego de Facebook y justo al lado ¡Hazte Facebook! ¿Y a quién mato, a mi padre?

Y otra, ahora le dices a alguien qué es un demotivator, y te ponen poker face, pero Cuanta Razón lo conoce todo el mundo y nadie sospecha que las mejores imágenes no son más que traducciones. “¿Ah, pero no las hace el tío ese de Soria que escribe los ADVs?”

-Eh, no puedes quejarte de Vaya Gif, son buenísimos

http://www.vayagif.com/gifs/2010/12/6fafe4281cf0d948a84edd4e54b443c9.gif Perros vegetarianos. Espera que me parto el culo. Jej.

Visto en Facebook, se me olvidaba. Esta ni tan mal, en general no le veo yo tantas pegas. Bueno, eso de ‘solo cosas de Redes Sociales’. Te pongo una foto de un mono pelándosela pero no me la publicas. La subo al Tuenti y si. PUES ME CAGO EN RITA LA CANTAORA.

Y a Cuanto Cabrón le va a pasar como a ADV. Vaticinio. Aunque de momento se las folla a todas. A pelo. Y con monigotes.

Y las seguiré leyendo porque en el fondo, no las aborrezco tanto. Ganas de quejarme. Cabrones todos.

martes, 7 de diciembre de 2010

¡Oh Dios mío, está hablando de pollas!

Está demostrado que si le pones nombre a algo, ya sea una mascota o un violador trastornado que te persigue, automáticamente le coges cariño. Bueno, con el violador no siempre.

La cosa es que hoy quiero usar este dato para desmentir ese falso rumor de que los hombres somos seres insensibles y sin corazón. Si, amigos, hoy voy a hablaros de mi polla. Bueno, de los penes en general.

Y si eres uno de esos lectores que ha acabado aquí pensando que doy técnicas sobre cómo cuidar a tu gato o hacer que se duerma contándole cuentos infantiles y lo que te has encontrado es a un desquiciado hablando de pollas, lo siento. Yo no inventé Internet. Ni Facebook. Ni salgo en la puta cartelera del cine de tu barrio.

Pero bueno, a lo que íbamos, los hombres tenemos corazón. Como idea figurada de sentimientos y eso, se entiende. Esa es una idea muy cuestionada, pero lo que ya han dado por hecho todas las mujeres es que a los hombres nos gusta ponerle nombre a nuestro pene. MENTIRA. Bueno, no, es verdad. Pero quería confundiros.

Y si, le cogemos cariño por eso que os he dicho al principio. Nuestro pene no nos habla, nos toca los cojones las 24 horas del día y si le tocamos mucho escupe. Y aún así le queremos. Hablamos a menudo de él, rememoramos sus hazañas, pasamos tiempo con él y lo presentamos en sociedad. Si alguien le pega, a nosotros nos duele. 

(Acabo de llegar al punto de la entrada del blog en el que asimilo la sarta de gilipolleces que estoy diciendo pero ya es demasiado tarde para detenerme) 

Hasta tiene su propio huequito en el ordenador para sus cosas. En mi caso era una carpeta llamada ‘Matemáticas/Ejercicios/No abrir”, luego una tarrina de DVDs con películas de poéticos e ingeniosos títulos* y ahora una envidiable lista de webs**

En fin chicas, desde el corazón os lo digo, pollas. No hay más. Y si alguna ha empezado a leer esto desde la frase anterior: ¡¿QUÉ COJONES HACES LEYENDO LA ENTRADA DESDE ESTA FRASE?! ¡¿ESTÁS ZUMBADA O QUÉ?!

Bueno, antes de despedirme quiero disculparme con todas aquellas personas que se hayan sentido ofendidas por esta entrada. Sé que en el tercer párrafo he escrito ‘p*ta’ y puede haber niños leyendo.

Niños, ya sabéis, cuando naveguéis por internet tenéis que tener las dos manos ocupadas, ¿O creéis que los Kleenex se sujetan solos?

*”En boca cerrada no entran moscas pero si pollas como roscas”
**Aquí el autor se refiere a la pornografía que guarda en su casa y a la que recurre cuando decide masturbarse, insinuando que no lo hace por él mismo, sino por su pene.

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.