jueves, 25 de noviembre de 2010

¡Sois todas unas putas!

¡Sois todas unas putas!

Y eso fue lo que dijo aquel maleducado en mitad del banquete, tuve que levantarme, y muy a mi pesar darle una reprimenda.

Oiga usted, caballero, aunque ni ese título merece, ¿A quién cree que se dirige con tan bochornosas palabras? Gente como usted es la que deja al género penal por los suelos, arrastrándose y buscando a ciegas un poco de comprensión social. Gente como usted es la que origina mis fuertes arcadas matutinas, y, creo, que tras escuchar esas palabras tan sólo me basta mirarle a la cara para sentir ese cosquilleo en las tripas que precede al vómito”

Avergonzado, colorado, hundido y humillado, aquel hombre me pareció además confuso, se puso en pie de un salto y comenzó a disculparse. Mejor, a excusarse.

“Mire, papanatas, ya puede usted vomitar y ahogarnos en su desayuno, que bocachanclas como usted los hay en todos lados y si no me esfuerzo en corregir a los más familiares ni un dedo pienso mover a su favor. Resulta que, llegando usted a mitad de conversación, no tiene ni –y perdone la repetición- puta idea de lo que hablábamos, razón más que suficiente para agarrar la polla más cercana y metérsela en la boca en lugar de provocarme de tal manera. Lo que ocurre es que andaba yo relatándoles a estos señores mi encuentro de ayer con unas señoritas que ofrecían sexo de lujo por efectivo, y les contaba, que en mi infinita curiosidad, no dudé en preguntarles si se dedicaban todas ellas a la misma profesión.”

“¡Pero hombre!¡Malhablado! Sé lo que escucho y usted ha gritado claramente “¡Sois todas unas putas!” Y, que yo sepa, que ni por sabio ni mucho menos me tengo, eso no tiene pinta alguna de pregunta.”

También ha llegado tarde ahí, repelente señor. Lo que usted ha escuchado es la continuación de mi historia, en el punto en el que tras haber respondido todas esas señoritas afirmativamente, yo mismo me reafirmé en la cuestión”

Y entonces cayó del cielo un piano gigante y todos callaron.

-El Banquete-

1 comentario:

Joey dijo...

jajajaja
nunca un título te había inspirado tanto, que no?

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.