martes, 26 de octubre de 2010

Hoy es el primer día del resto de lo que quieras

¿Alguna vez ha pasado que no llega el sueño por temor a los lamentos?
Lamentos de pérdida, de arrepentimiento, de nostalgia y pena, de sinsentidos,
que ocupan nuestro tiempo como si quisiésemos regalarlo al vacío, a la nada,
tan inútiles que ni siquiera se los lleva el viento, ni uno sólo, ni un lamento.

¿Alguna vez ha pasado que no llega el sueño porque retumba la vida?
Porque algo dentro grita, algo baila, algo sonríe, algo quiere salir y rodearte,
y rodearles, y teñir la música con colores y dejar entrar la luz por la ventana,
aunque el día esté nublado, aunque el sol ya se haya ido, sin razón y con ella

Ocurre que no ocurre, que ocurre poco más bien pero ocurre, y me ocurre,
y me dejo llevar por las tardes sentado al sol, viendo como la llama se acerca al filtro,
pensando que pienso en lo irónico de sentir frío y ver un sol entre las nubes,
de no hacer nada y hacerlo siempre, pero si es nada, no hay un siempre que si hay

Y como me pierdo, y te pierdes, entre palabras que ni yo entiendo, ni entiendes,
alguien ha decidido por mi que más vale un punto que letras amontonadas,
y sólo me falta tiempo, que no me falta, para decir que hoy es el primer día,
del resto de lo que quiera, sin presión, sin orden, sin sueño y sin lamento.

2 comentarios:

Joey dijo...

:O
...
love is in the air...(8)

SeFi dijo...

En realidad ha sido por un golpe irracional de optimismo transitorio que me ha durado como dos horas.

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.