domingo, 5 de septiembre de 2010

El día de recomendar cosas

Hoy voy a recomendar cosas para que os entretengáis porque veo que os estáis transformando en una especie de zombies y con mi cerebro desde luego os vais a quedar con hambre.

No, la verdadera razón es que estamos empezando septiembre, fecha de exámenes, y en esta temporada de estudiar a todo el mundo le apetece hacer de todo menos lo que toca, así que os voy a ahorrar el buscar cosicas que hacer.

Blogs. #1

Voy a empezar recomendando alguna cosilla que he encontrado recientemente o leo desde hace tiempo, todo desde Google Reader, amigüetes.

La mayoría de blogs que leo los tenéis a la derecha en una especie de lista, pero voy a remarcar el último que he añadido, La Laguna Estigia , porque me ha sorprendido considerablemente. Voy a hacer un bonito copypaste de la entradilla del blog:
La Laguna Estigia
"De vez en cuando, alguna musa despistada se pierde por las oscuras aguas del Aqueronte y me deja conversar un rato con ella si luego me ofrezco a llevarla de vuelta a casa en mi barca de piedra. Bienvenidos a sus palabras."

(Evidentemente tiene más sentido si sabemos que el autor se hace llamar Caronte)
Lo dicho, que va de versos la cosa.


Cine #1

He visto unas cuantas películas estas últimas semanas, pero ha sido más bien un recorrido cinematográfico de decepción más que de descubrimientos, pero bueno, algo se salva. No voy a escribir la sinopsis que para eso ya tenéis FilmAffinity o alguna de esas.


Siete Almas
Sigo pensando que está sobrevalorada, sin embargo, la recomiendo no porque me gustara sino porque escucho tan buenas opiniones de algunos amigos sobre ella, que a lo mejor a ti, lector, te acaba apasionando.

Origen
Vale, ésta si que me gustó bastante. Es realmente entretenida, y tiene su punto para que te comas la cabeza un buen rato; además, que me imagino que sigue en cartelera, no está nada mal para ir a verla al cine.

Y ahora, voy a hacer recomendaciones pre-visionado, porque soy así de aventurero.


The Chaser
Me la recomendaron hace bastante tiempo y aún así hasta hace poco no conseguí la película. Ahora que la tengo, ya no hay excusa. Tiene buena pinta, echadle un ojo en FA.


The Lovely Bones
Recuerdo haber tenido ganas de verla en algún momento anterior, pero hasta que ayer no vino mi madre a decirme que la viera, la tenía olvidadísima. Caerá esta semana si o si.

Literaturaaargh #1

Bueno, ahora mismo estoy leyendo El Juego del Ángel de Carlos Ruiz Zafón, y estoy realmente enganchado, me parece buenísima. Es una especie de segunda parte de La Sombra del Viento (que no he leído) aunque como se pueden leer independientemente ya os digo que merece muchísimo la pena. Es larguilla, y, en pocas palabras, un joven escritor va relatando cómo evoluciona su vida a lo largo de varios años y su relación con los diferentes e interesantísimos personajes que le rodean.

Me ha pasado con los libros un poco como con las películas, el último que terminé (Eulien Bazka, de Hasier Etxeberria) no me gustó nada, incluso el final, que prometía ser sorprendente, era fácilmente previsible. Lo terminé casi a la fuerza.

Y para terminar, si os gusta el rollo Segunda Guerra Mundial y las historias de espías, La Isla de las Tormentas de Ken Follet está realmente bien, no es muy larga, y es bastante interesante.

-----

Por hoy supongo que basta. Intentaré ir recomendando según me encuentre cositas esta semana.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Azul antracita efecto perla

Está amaneciendo en mi querida Galdakao (y supongo que en algún sitio más también) y en lugar de aprovechar el madrugón para estudiar enciendo el ordenador y me pongo a mirar la hoja blanca del Word como si esperara que hablase o algo.

En fin, se acabaron las fiestas, y con ellas las interminables e insufribles resacas, las agotadoras borracheras, el ver cómo pasan los días sin hacer nada y cómo tu cartera cada vez pesa menos, el creerte fuente de kalimotxo a eso de las seis de la mañana, los flashazos de recuerdos del tipo “No pude haber dicho eso” o amanecer en un banco de la Plaza Nueva en calzoncillos, con vómito en la camiseta y abrazado a una paloma muerta.

¡Ahhhh! Pero las fiestas no son del todo malas, hay sensaciones irrepetibles en ellas… Sólo que es difícil recordarlas la mañana siguiente.

Abres los ojos. Entra un poco de luz por la persiana, llega para ver que ayer no llegaste solo a casa, te emocionas, se da la vuelta, ¡coño, está buena! Te mira con esos ojos azules, mientras se le ilumina la cara con los escasos rayos de sol que entran por la ventana, se acerca a ti, y te despiertas.

Y son las 20:00 y de lo único que eres consciente es de que te vas a tener que comer una farmacia para que deje de dolerte la cabeza. Y tampoco estás solo, miras a tu lado, pones cara de estar pisando bebés y te preguntas en qué mierda de after de Mordor acabaste ayer la noche (Eso si no se lo pregunta ella también. O te cobra. Vete tú a saber cómo acaban las noches hoy en día)

Te levantas. Te arrepientes de ello, pero ya es tarde, y da igual que sea martes, miércoles o viernes por la tarde, que para ti es uno de los peores domingos de tu vida.

Normalmente ahora te relajas y te acuestas relativamente temprano para descansar. Pues no. Porque hoy también sales, alcohólico cabrón. Enchufas el morro al grifo del lavabo y que pase lo que Dios quiera. Cuatro o cinco litros más tarde (Los días de fiesta y resaca incluso el tiempo se mide en litros) te das cuenta de que son cerca de las 21:00. ¿Qué haces? ¿Cenas? No. Te vas al Eroski a por litros que sino cierran.

Y te reúnes con los coleguitas en el super, y como te has pasado la tarde babeando en la almohada llega el momento de recordar las batallitas de la noche anterior.
-¡Hombre, menuda raba echaste ayer, eh?! (Ahora llega una de las fantásticas frases que siempre se repiten en momentos como este) Yo no me acuerdo pero me lo contaron.

Todos con amnesia y el hijo de puta que no bebió lo cuenta hasta en el Twitter.

-¿Qué, cuantas cayeron ayer?
-Cinco o seis, no mucho.
¿Ligues? No, no, no, amigos. Cobras. Que estamos en Euskadi. Si el tiempo se mide en litros la noche en cobras.

Y así llegas a la etapa final de las compras en el Super. La de rechazo. Dos Tetrabrik de Don Simón. Correcto. Botella de agua de dos litros. Correcto. Y vas a por la botella de CocaCola de dos litros para tener kalimotxo para dos, perfectamente calculado.

PUES NO, PORQUE A ALGUIEN LE HA DADO POR QUITARLE LAS CURVAS.

Y el Kalimotxo con Pepsi es como fumarte un cigarrillo por el filtro. ¿Se puede? Si. Pero que asco.
Se me está yendo un poco la olla. Es de no masturbarme.

Es que he hecho una apuesta conmigo mismo, si pierdo es porque me he masturbado. Si gano, puedo masturbarme. No sé cómo acabará esto.

El título de la entrada es el color de mi coche.
-Si tú no tienes coche.
Pues eso.

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.