jueves, 5 de noviembre de 2009

This Is How I Met Pulmón



Diario de Hans Parlaravauka,18 de octubre de algún año lo suficientemente lejano para que sea representado en blanco y negro si alguna vez lo llevamos al cine. ¿Los 80? Vale, me parece bien. ¿Qué tal 1982? ¿Si? Vale, me gusta.

“Hoy he meado en el baño de un restaurante. He salpicado. Creo que ya se me ha bajado un segundo testículo, así que me compraré esa camisa hawaiana que siempre quise, y, en cuanto lo haga, seré un hombre nuevo. Quizá diga adiós a la necrofilia.”


Diario de Hans Parlaravauka, 24 de octubre del año ese, 1982.

“Mi hermano comosellame me ha regalado una sucia gabardina. Tiene manchas de aceite y café, y creo que por las mañanas se prostituye, pero al menos me ayuda a pagar el alquiler. No hablamos mucho, y coincidimos poco en casa, pero creo que en un futuro podríamos llevarnos bien. Creo que no debería comprarme la camisa, no quiero que la gabardina se ofenda. Por ahora.”

Diario de Hans Parlaravauka, 32 de octubre de ese mismo año.

“Hoy hemos hecho el amor. No quiero entrar en detalles, pero he probado todas sus mangas. Y son dos. Ya no me fijo en las manchas de aceite o café, o en los hombres a los que trae a casa. Soy feliz viéndola colgada en el perchero. A veces se agita. Suelo cerrar la ventana cuando eso ocurre. A veces me masturbo.”

Diario de Hans Parlaravauka, 6 de noviembre de 1982 (Si, si, seguimos en el mismo)

“Esta mañana me la he puesto. Me queda un poco grande, pero me van así. Hemos paseado junto al Sena, y luego hemos ido a mirar escaparates a la Gran Vía. Queremos ir despacio, pero si la cosa va bien mañana la plancharé.”

Diario de Hans Parlaravauka, 10 de noviembre de 1982

“Hoy un hombre me ha visto besando a mi gabardina, y me ha dicho que es solo tela, que era un enfermo y que dejase de tocar a su perro. He decidido aprovechar la gabardina y le he dicho que era detective. Y que los detectives necesitan un perro. “No pienso darte a mi perro” me ha dicho él. Le he violado.”

Diario de Hans Paralaravauka, 12 de noviembre de blabla…

“Hoy me ha llegado una carta del juzgado, por el tema de la violación. Mi abogado dice que ahora la ley es más rápida, y que en diez o doce años podrían juzgarme. Sin embargo, no tengo abogado, y eso quizás complique las cosas. Me quedé con el perro. Aquella noche nos acostamos, pero no queremos ir más lejos. Es una simple relación de lujuria y desenfreno sin ataduras. Bueno, mi madre dice que también es zoofilia, pero a mí no me van esas guarradas.”

Diario de Hans Parlaravauka, 19 de noviembre de ese jodido año

“Hoy me he casado con mi perro en un barco en aguas internacionales, de esas que salen en las series y películas porque no hay leyes y puedes hacer lo que quieras. No puedo creer que una gabardina haya provocado tal historia de amor. Le he mirado a los ojos antes de que nos besáramos, y le he dicho que era un sueño para mi, que no querría despertar nunca de él, y que si la vida tiene alguna razón de ser, es que estemos juntos. El me ha ladrado de mala manera así que lo he tirado al mar. Perro pulgoso de los cojones.”

Diario de Hans Parlaravauka, 23 de noviembre de 1982

“Mi amiga Suzie me ha dicho que lo mejor para superar las rupturas son las mascotas. Así que me he comprado un perro. Se llama Pulmón. “

2 comentarios:

Indy dijo...

Es tan absolutamente surrealista que me encanta... Adoro a Hans, xD

Leire Olivares dijo...

JAJAJAJAJAJA yo también quiero una gabardina para esos días de soledad xDDDD
Pulmón es tan mono *-*

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.