sábado, 31 de octubre de 2009

Carta a Álex Pérez





Hoy recupero algo que escribí cuando todavía tenía ideas y que me gusta bastante. Del cadavérico fotolog, por supuesto.


Título:
Carta a Álex Pérez
Pie de foto:
Me parece realmente intolerable toda esa charlatanería absurda, vacía, carente de sentido, coherencia o cohesión, cuyo único y estúpido objetivo es llenar las horas del día con un falso silencio como quien llena un pastel de aire.

El humor es inútil. Es repetitivo y nunca ha estado de moda. Palabrería que arranca sonrisas inmerecidas. Más basura, más mierda para crear una imagen de calidad en una sociedad levantada por hipocresía. Que la ciudad huele a cinismo, señores, falsedad por las calles y en los colegios, en el ascensor, en la cafetería y en la oficina, en las aulas de la mejor universidad y en cada bolsillo de mendigo.

No hay opinión, solo estrategia. ¿Amistad? No, inversión. No puedes ver morir un toro en una plaza pero si mirar a los ojos a quien has fallado. Pobres niños de áfrica, pero seguro que sigues pasándote media hora debajo de la ducha. Pues que te folle un pez polla.

Un beso.

--------------------------------------


Querido hijodeputa interior:

Ante todo, recordarte que soy genial. Y si te pica me lames el escroto. Y ahora, comienzo.
Primero, no es charlatanería ni una cadeneta de palabras vacías, es arte y entretenimiento, es lectura de sociedad y carta al director, opinión y columna; ¿egocentrismo? Quizás, pero con estilo y marcando tendencias, insuperable desde los 90. Aunque podría reducir la réplica a: Cómeme el bendito cipote.

Segundo, ¿El humor es inútil? Te comento, compañero de viaje, el humor es llave y la sonrisa puerta, siempre merecida porque todo lo que suscite sonrisa es merecedor de ella, y la clave es cazar felicidad, por efímera que sea, un instante vale más que una semana de tu espantosa vida de muermo incorpóreo. Aunque esto también podría reducirlo a "Que te den por el culo y no te guste"

¿Me hablas de hipocresía? Tu, gilipollas, que te pones a escribir esa carta y te la contestas a ti mismo contradiciéndote. También te respondería a eso con un insulto realmente ofensivo, pero en su lugar me limitaré a decir: Drogas qué?

Y si quieres más vienes a buscarlo, y que mil zorros árticos te violen antes del amanecer.

HE DICHO.

La verdad es que releido ahora no me gusta tanto.

2 comentarios:

Indy dijo...

Es más bonito verlo que leerlo ;)

Por cierto, qué bordería la de tus cartas. Me gusta (L)

Anónimo dijo...

hola alex...

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.