jueves, 30 de julio de 2009

Yo quiero ser....


Paz, amor, música, sol, ritmo, felicidad, risas, canciones, vida, nubes, aire, viento, ilusión, sueños, cariño, dulces, magia, armonía, sentimiento, confianza, brisa, mar, descanso, tranquilidad, volar, descubrir, algodón, libertad, esperanza.

No son tantas como puedan parecer a simple vista, y me resulta curioso el optimismo que despiertan en mi algunas de ellas siendo en conjunto una cursilería hippy y sin sentido. De hecho, algunas palabras no tienen el sentido que deberían, pero estoy seguro de que habrá quien se lo busque. Eso también resulta curioso. Y lo simples que son, y a la vez tan complejas; en realidad, no son más que unas pocas letras que representan ideas realmente complicadas. Quizás sobrevaloradas. Salvo el algodón. El algodón siempre es necesario.

¿Y a qué viene esta gilipollez, a finales de julio como nos encontramos? Será que me ha llegado la depresión postvacacional antes de lo debido, junto con una sucesión de hechos inesperadamente agradables. ¿Dónde está el problema? En que los hechos agradables son odiosos, no son más que ilusiones de la farsa que llevo como vida, y es ahora cuando me dejo llevar por mi tendencia a exagerar todo cuanto ocurre en este hilo que se empezó a tejer desde que salí por el coño de mi santa madre. Hablando mal y con cariño.

Lo cierto es que si simplificara las cosas los días serían un auténtico coñazo. Tan sencillos, tan artificiales, indoloros, días que viviría sin ganas, sin energía, por inercia como un cadáver atado a un monopatín. Lo mismo ocurre con mi "manía" de centrarme en mi mismo. Egocentrismo y arrogancia, bah, si hoy en día ser humilde está mal visto. "Si, ese tio es muy humilde" Muy humilde pero no te acuerdas ni del nombre. Y eso que vivimos con Tuenti, esa moderna herramienta para memorizar apellidos de gente que te importa un cagarro. Si, cagarro, mierda era demasiado ofensivo. ¿Y por dónde iba? Ya me he vuelto a perder, por si fuera poco el no tener orientación (Todavía hoy me guío por Bilbao mirando los mapas de los Metros, y andando de parada en parada) ahora me pierdo hasta en mis propias charlas sin sentido. Bueno, tienen sentido, pero no contenido. Contenido si, pero no mensaje. Y si tienen mensaje es irrelevante. Si fuera relevante solo me ayudaría a mi. ¿Y de que me sirve escribirme a mi mismo sobre cosas que ya conozco? Pues lo dicho, gilipollas perdido.

Me encantaría diseñar mis propias camisetas de colores alegres, con dibujos de arañas y flores, y mensajes ofensivamente cómicos.

Y quizá ir al psicólogo. Pero por curiosidad más que nada.

Decir algo inoportuno en un momento oportuno.

Pensar sin restricciones ni voces ajenas.

Decir sobrio lo que uno piensa borracho. Lo contrario es demasiado fácil.

Encontrar una foto para esta entrada


4 comentarios:

Gago dijo...

mola muxo sefi!!!

duauzki dijo...

me llamaste friki cuando hice una foto de serj con mi cara...¬¬, que seaps qeu daverj mola mas que jason perez xddd

SeFi dijo...

Es Sefson Prez jaja
En realidad es un gato con sombrero :·)

Dyana dijo...

hola, agregame al correo
porfa

dykrowrussart@hotmail.com

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.