martes, 21 de julio de 2009

Los ricos sueñan en HD

Nunca he creido en que los sueños pudieran hacerse realidad, aunque basta con que sueñe que me muero para que ocurra, y nada más lejos de mis planes. Todavía no he dado con una fecha adecuada para mi muerte, tengo la agenda completa, y sé que, además, no traería nada positivo consigo.

Aunque si que me he imaginado mi entierro alguna que otra vez. Siempre me imagino metido en un ataúd, aunque la verdad es que quiero que me incineren. Podrían meter mis cenizas en un ataúd y así nadie sale perdiendo. Bueno, yo, que me muero igual. Luego está el tema de mis cenizas. La gente las suele echar en el pueblo, en el mar, en un lugar al que siempre habría querido viajar... gilipolleces. Mis cenizas quiero que las echen en el maletero de Serj Tankian. Y que las mezclen con Camel. Y que Serj lleve el coche a Praga una vez por siglo, por lo menos. ¿Qué? Todos sabemos que Serj vivirá hasta el fin de los días, no es ningún secreto.

¿Música? Muchos pensarán que quiero música triste, "se va la persona más genial del oeste de Galdakao, qué tragedia". Nada, nada, paparruchas. De tristezas y música de organo de iglesia nada, ni siquiera coros celestiales de querubines sin testículos. Pero tampoco quiero un concierto de Jason Mraz como la mayoría pensará. Demasiado optimista, que una cosa es que no quiera música triste y otra que celebren mi muerte como si fuese lo mejor que le ha pasado al mundo desde el Triple Whopper o el porno en internet.

No quiero a ningún familiar, amigo o cura hablando de mi como si me conociese. Que confianzas son esas, para eso escribo mis memorias, para que el único que hable de mí tras mi muerte sea yo mismo, nadie más adecuado. Quiero que las lea Edward Norton, que recibirá clases de pronunciación argentina para la ocasión, mientras detrás de el van pasando fotos mías mirando sospechosamente a los lados.

Y nada de pasar el cepillo por la iglesia en mi entierro. Se pasarán bandejas de canapés con queso y aceitunas y galletitas de la suete con frases mías en letras doradas. Y nadie podrá vestir de negro, todos de verde lima con lunares de colores. A ver si va a haber alguien más elegante que yo y ya la cagamos.

POR SUPUESTO, nada de mujeres, si quieren que entren luego a limpiar la iglesia. (Es broma, seguro que ya está alguna pensando que soy un machista, y nada más lejos. )

-¿Entonces por qué no va a haber mujeres en tu entierro?

Porque no deben saber que he muerto. Mientras siga vivo, todas las mujeres del planeta sabrán que podrían estar con alguien mejor.

Uy, como se me va la pelota. En fin, continuaré si me sale de los querubines.

2 comentarios:

Leire Olivares dijo...

JAJAJJAJAJA Me has matado, lo cual es bastante lógico teniendo en cuenta el tema a tratar de tu post...

"Porque no deben saber que he muerto. Mientras siga vivo, todas las mujeres del planeta sabrán que podrían estar con alguien mejor"
Tú te quieres mucho, no?

Tirso dijo...

Esta entrada ha sido la polla. Me ha hecho gracia la ultima frase y el hecho de que hayas nombrado a tu top cinco de tios quitando a los mas populares xD

¡Lo más visto!

Se ha producido un error en este gadget.